domingo, 26 de febrero de 2012

Cuando todo está ROTO...

Es una maravilla escuchar esa obra de arte que anda por la radio y pulula por nuestros oidos titulada "Someone like you" de Adele. No he podido contener mi mecanismo de melómano y pensar en otras joyas musicales comparables a esta o superiores, y he encontrado dos que quisiera compartir con vosotros.

Primero escuchemos a Adele...y su nostalgia cuando acude a la boda de su amor. Aunque todo sea melancólico el final es un impulso positivo, "...no importa, encontraré alguien como tu"


Buscando en el baúl de los recuerdos también he rememorado este magnífico drama interpretado magistralmente por el gran Michael Jackson, que casi privadamente nos cuenta cuanto se equivoco al perder a su chica. La interpretación es espeluznante!!! pocas veces he sentido esa sensación de intimidad en una canción.


Y por último os dejo con una auténtica pieza cuasi filosófica. Una mujer que narra como por casualidad escuchando a un cantante desconocido le duele las palabras de esa canción sobremanera porque parecía que estaba contando lo que a ella le había pasado. Rizar el rizo se llama esto. Le dolía tanto esas palabras que por eso la titulo "Me estas matando suavemente con su canción"
Os dejo con Killing me softly with his song interpretada por Roberta Flack en 1972.


Cuando todo esta ROTO, solo nos queda RECOMPONERNOS.
Un saludo de Justo con gratitud infinita a youtube...



domingo, 19 de febrero de 2012

Isabel Fraire, sigues regresando al mismo lugar


lo vi
se quedó en mis ojos y
lo olvidé
y ahora
qué haré
......


sigues regresando al mismo lugar como en un sueño
las imágenes se sobreponen
giran
se desvanecen
enfocan de nuevo el mismo
momento
estoy en el lugar vacío
en el lugar repleto de imágenes gastadas



miércoles, 8 de febrero de 2012

EL AZAR. Segunda parte.

Caminaba por la acera y me topé con el contenedor de basura rodeado de libros en el suelo. Reconozco que en ocasiones miro los objetos que tira la gente a la basura y siempre tengo la misma respuesta, "estamos en la sociedad del derroche".

Había libros nuevos y viejos en el suelo, me acerqué porque uno de ellos estaba abierto en cierta página, leí...y me recordó el mensaje una frase que siempre he repetido en ocasiones. Me agaché para recogerlo con delicadeza y lo giré para ver su portada, era el Profeta de Khalil Gibran.

Estaba sólo, envejecido, me llamaba con sus páginas amarillentas, deseoso de que lo recogiera para encontrarse de nuevo con algún anónimo lector. ¿Por que yo? ¿Porque este libro?

En los años de mi instituto, a principios de los ochenta, leí este libro y me pareció de una síntesis genial, eran textos de nuestra juventud, al igual que Shidarta de Herman Hess o algún que otro de Aldux Huxley, y como no, el Señor de los anillos. 

En especial me llamó la atención sobre lo que escribió en relación a los hijos. Repetí esa frase a los amigos antes de casarme en los 90, pero seguía teniendo el poso de la idea y volví a comentarlo en charlas de tarde y café allá por el 2006. Y de pronto, en el 2012, en el suelo, en la calle, como si no fuese útil me lo encuentro abierto por esa frase...

Quisiera que los que son padres lo lean, y como no los que tengan intención de serlo.
Todo irá mejor si educamos ciudadanos libres, a todos nos irá mejor si criamos personas sinceras y todas las personas tomarán las decisiones adecuadas porque se sienten libres.

Un saludo de Justo

* La edición del Profeta que me he encontrado data de 1975, tiene unas ilustraciones sugerentes y lo más interesante que incluye en su contraportada un autorretrato del propio Khalil Gibran. ¿Quizás todo esto sea para que prestemos atención por todo lo que está pasando ahora mismo el pueblo Sirio?